Hay acciones que no tienen explicación lógica se mire por donde se mire, y el caso que os presentamos hoy es uno de esos. La noticia lleva varios días rondando por internet y es digna de conocer y apoyar la causa para hacer justicia. La historia es muy sencilla:

Murcia, una chica se encuentra con una perra, por la noche, avisa a la policía local para que mire si tiene chip, que acude al lugar, pero al no tener máquina le dicen que la deben llevar a la perrera y que allí le miran si tiene chip, de no tenerlo, podrá ir a adoptarla.
Su sorpresa es cuando Laura se presenta en la perrera y le dicen que no tiene chip, pero que no la dan, que la matan, porque tienen una normativa interna que todos los perros de raza peligrosa son sacrificados, ¡¡¡tengan o no adoptante!!! Perro que entra allí de raza mal considerada peligrosa, perro que muere.

Noa

Queremos deciros que esta lucha la llevan nuestros amigos de Tarracosbull Internacional y piden la ayuda de todos. Nos piden que ayudemos a presionar y que mandemos emails entre todos, emails muy muy educados por favor, para parar el sacrificio de la pitbull que Laura quiere adoptar, y diciendo que si la sacrifican serán denunciados por realizar una acción no permitida.

Aquí el email, a atención de Eduardo González :
*protected email*

Si nos ponemos con la ley en la mano, este caso se convierte en más inverosímil. En ninguna ley estatal o municipal hay un sólo artículo donde se regule la obligación legal de sacrificar perros sanos catalogados como perros P.P.P.

Todos los P.P.P. rescatados o cedidos por sus dueños tienen derecho a ser adoptados, como cualquier otro perro. De hecho, todas las protectoras de animales y perreras de España pueden dar en adopción perros catalogados como P.P.P. porque todas las leyes de protección animal, estatales, autonómicas o municipales que regulan perros catalogados como P.P.P. permiten entregar estos perros en adopción. Sólo hay un requisito, tener la licencia de P.P.P.

El mero hecho de solicitar por escrito un perro en adopción, da derecho a su reserva. Durante el tiempo que precise el adoptante para obtener una licencia de P.P.P., el perro no puede ser sacrificado. Sacrificar un perro P.P.P. sano, que tenga un adoptante, puede conllevar responsabilidades administrativas, e incluso penales en un juzgado.

noa2

Es ilegal sacrificar cuando hay familia adoptante, entre todos tenemos que salvar a Noa (así la llama su adoptante Laura). Por favor, salvemos a esta perreta de una muerte injustificada, cuantos más seamos más fuerza y presión haremos. Desde Tarracosbull ya han interpuesto una denuncia. Hagamos este caso famoso entre todos y salvemos la vida de Noa y de todos los P.P.P. que puedan acabar en esa perrera.

Post Navigation