Jacklyn, una joven residente en Puerto la Cruz, Venezuela, tuvo que ser ingresada en el hospital debido a una neumonía bilateral a causa de la cual entró en coma. Los médicos daban pocas esperanzas a la familia pero el hermano de Jacklyn decidió grabar los ladridos de Hachy, el perro de Jacklyn, en el móvil y reproducirlos junto a su hermana.

Según cuenta la protagonista de la historia: “Después de horas de espera mi hermano fue el primero que entró y cuando me puso la grabación desperté, Hachy me volvió a la vida. Gracias a Dios y a Hachy estoy aquí, fueron 4 meses de lucha por mi salud y una vez pude comprobar que existen los angelitos de 4 patas y el mío es Hachy. Gracias a Dios y Hachy estoy aquí y nunca me cansare de agradecer cada día”.

coma

Post Navigation