Naomi Galiano es una joven que  desde hace ya varios días está viviendo en la calle a la espera de que le devuelvan a su perra, Pirata, que fue requisada por los agentes de la Guardia Civil cuando ésta y su dueña regresaron a España procedentes de Marruecos sin que el animal cumpliera todos los requisitos para acceder a territorio europeo, ya que a la perra no se le había hecho un test en el que la sangre extraída al animal se envía a los laboratorios para comprobar que la vacuna de la rabia está haciendo el efecto correcto.

Esto supuso que a la llegada de Naomi a Algeciras, en la aduana le fuera retirada la perra. La joven y su familia están llevando a cabo todas las medidas a su alcance para poder recuperar a la perra ya que señalan que actualmente las únicas opciones que se les dan son, bien sacrificar a la perra,  pagar  la cantidad de 800 euros por tenerla de 20 a 40 días en una perrera, si bien señalan que esa cantidad se disminuyó a 550 euros por 15 días; o bien regresar a Marruecos y allí tratar de conseguir el test.

La familia de la joven a denunciado que la perra fue llevada a una clínica para que ser preparada de cara a realizar el viaje, realizando todos los trámites excepto éste, motivo por el cual afirman que la veterinaria se ha comprometido a.a hacer frente al gasto que supone tener a ‘Pirata’ en la perrera, si bien señalan que hasta la fecha sólo existe el compromiso, ya que no ha abonado el dinero. La familia también ha intentado ponerse en contacto con protectoras de animales locales las cuales no han sido de mucha ayuda.

noegal

Fuente: grupodiarioarea.es
Foto: andaluciainformacion.es

Post Navigation