Hades, el pit bull de la familia, salvo al pequeño Jesse-Cole de 8 años del ataque de un enjambre de abejas enfurecidas en un bosque de Oregón.
El niño, que jugaba con su hermana y algunos vecinos de la localidad, pisó un tronco y del que salieron cientos de abejas que atacaron a los niños, sufriendo Jesse hasta 25 picaduras.
Hades, que permanecía cerca de los niños, corrió en su ayuda, arrastró al niño estirando de su ropa y cuando consiguió tenerlo alejado de las abejas, le ayudó a subir a su lomo para llevarle a casa.
Ambos se recuperaron pese a las picaduras producidas por las abejas.

nino-pitbull--644x362

 

Fuente: abc.es

Post Navigation