Mikael Lindnord es un joven sueco que fue a Ecuador para participar en la maratón de diversas pruebas “Adventure Racing World Championship”. Allí conoció a un compañero de ruta inesperado, un perro de tamaño mediano que, tras darle Mikael un poco de comida, decidió seguir a aquel humano que se percató de su presencia y lo alimentó.

ar2

ar4

Mikael y su grupo siguieron con su ruta, pero el perro decidió seguirlos por los caminos, la selva, el río donde no dudó a tirarse cuando ellos tenían que hacer su parte en kayak, hasta el final del trayecto. Todos fueron alimentando al perro, al que al ver como hacía todo el recorrido sin separarse de ellos decidieron llamarlo Arthur.

ar1

ar5

ar3

Al final de la maratón, Mikael llevó a Arthur al veterinario para que lo evaluaran y curaran sus heridas, que estaban provocadas por pulgas y garrapatas. Allí, Mikael hizo todos los papeles para adoptar a Arthur y llevarlo consigo a Suecia. Al llegar a Europa, el increíble Arthur tuvo que estar controlado en cuarentena pero, tras la espera, pudo ir finalmente con su amigo humano, convirtiéndose los dos en famosos en Suecia.

ar6

Fuente y fotos: schnauzi.com

Post Navigation