Este miércoles se produjo un incendio en Sagunto, Valencia. Cuando llegaron los bomberos, tuvieron que entrar a rescatar a dos perros, uno, un caniche de 10 años, el otro, un cachorro de tan sólo dos meses tipo yorkshire. Ambos apenas respiraban y tenían el pulso débil, el cachorro sufrió una parada y requirió reanimación. Uno de los bomberos no se lo pensó dos veces y lo hizo: reanimó al cachorro con una máscara de reanimación, un masaje cardiorespiratorio y le practicó la respiración artificial boca-hocico.

Ambos perros se trasladaron a una clínica veterinaria, por desgracia, el cachorro de 2 meses no consiguió superar los daños causados por el humo y murió de madrugada según informa la propia clínica. El mayor de 10 años se ha recuperado y se encuentra reponiendo fuerzas y fuera de peligro.

bomero

Fuente: lavanguardia.com / lasexta.com / levante-emv.com

Foto: levante-emv.com

Post Navigation