Dieciocho perros, junto a sus familias, fueron sometidos a un estudio en la Universidad de Goldsmiths en Londres, para demostrar que reaccionan de forma distinta a las emociones de las personas.
El estudio, consistía en que los familiares de los perros interactuaran durante 20 segundos con otros humanos con conversaciones normales, llantos, risas… Sorprendentemente, los perros reaccionaban antes ante el llanto, intentando calmar a quien lloraba e buscando el contacto físico con ellos, aunque no tuviesen una relación previa, demostrando que pueden sentir el dolor de los humanos y que buscar aliviarlo independientemente de que sean o no parte de su familia.

 

perrodolor

Fuente: elsol.com.ar

Post Navigation