Canna-Pet es el nombre de un nuevo fármaco que está empezando a ser utilizado en Estados Unidos para ayudar a perros y gatos a combatir ciertas enfermedades o dolencias. Este fármaco ha sido creado por dos veterinarios y un empresario  a partir de suplementos de cannabidol de cáñamo industrial, por lo que no es psicoactivo y su utilización es legal. Según los datos aportados por sus creadores, tras 17 años de investigación y 5 de ensayos clínicos, han conseguido demostrar que este medicamento no tiene efectos secundarios, ya que su cantidad de THC es casi cero, pero proporciona los mismos beneficios que la marihuana terapéutica. En los últimos cinco años dicen haber observado beneficios en mascotas con cáncer, artritis, diabetes, problemas digestivos, dolor crónico, náuseas y aquellos con cuidados paliativos. Se está empezando a distribuir en Estados Unidos bajo la supervisión de veterinarios. 

can

Post Navigation