El fotógrafo francés Erwan Fichou hizo una serie de fotografías de personas acompañadas por sus perros, todo muy normal hasta que te fijas en los jerseys y abrigos que llevan las personas. Estos jerseys están hechos con el pelo de sus acompañantes caninos. Increíble pero cierto, el pelo que le cortamos a nuestros peludos puede servirnos para el futuro, aunque hay que tener paciencia ya que es un proceso largo, aunque depende de la prenda que quieras hacerte. Es un método sencillo, pelas a tu perro, guardas ese pelo, y con el tiempo puedes hacerte una prenda. La creadora de esta idea, Doumé Jalat-Dehen, es creadora de DogWool, la empresa que se encarga de recoger pelo de perro y convertirlo en lana. Doumé dice que este pelo es más caliente que la lana de oveja. Hay hasta un libro que te explica cómo hacer todo el proceso en casa directamente. 

pe

Post Navigation