Este es el nombre de la investigación llevado a cabo por la Guardia Civil de Murcia en la que se han perseguido delitos contra el maltrato de animales domésticos. Gracias a la colaboración ciudadana y al trabajo realizado por el Seprona de la región se han salvado la vida de varios animales que vivían en claras condiciones de maltrato en Molina de Segura. Los agentes encontraron dos burros, tres cerdos, dos cabras y varias aves en muy mal estado. Aparte de los animales anteriores, también se encontraron restos óseos de otros animales fallecidos. Los animales han sido llevados a un centro de Zoonosis para su recuperación y al dueño y responsable de este caso se le imputa el delito de maltrato animal.

img_7762

Post Navigation