La asambleísta Linda Rosenthal conoció a una mujer que vendía por internet “gatitos góticos”, es decir, gatos con piercings. Ante esta crueldad, decidió crear un proyecto de ley en 2011. Este proyecto de ley pretende prohibir la moda de tatuar o hacer piercings a los animales domésticos.

El proyecto ha sido enviado al gobernado Cuomo y se espera que lo firme pronto y que todo acabe en una ley justa y que defienda los derechos de los animales por encima de modas y de malas ideas de algunos humanos.

ny1 ny2

Fuente y fotos: seamosanimales.com

Post Navigation