El pasado 16 de octubre, el director del Parque Nacional de los Picos de Europa, Mariano Torre Antón, dictó una resolución que autoriza: “…realización de un control poblacional de lobo en el interior de dicho espacio protegido”.
En concreto, la resolución contempla la muerte de 3 lobos en la zona colindante entre Asturias y Cantabria.
Desde ASCEL han solicitado la información técnica en la que se basa la autorización y han presentado recurso de alzada, fundamentado en la nula argumentación de la resolución, la inclusión en la misma de métodos prohibidos como el uso de cebaderos y elementos de visión nocturna o iluminación, y la autorización de participación a personas no vinculadas a la administración (y por tanto sin competencias ni capacidades legales en la materia).

 

cachorros-lobo
Fuente: loboiberico.com

Post Navigation