En Filipinas la mayoría de los perros tienen un destino cruel, muy cruel, pero a veces surgen personas que deciden ayudarles sin que nada más importe. Este es el caso de Ken, un niño de 9 años que con ayuda de sus padres y donantes por internet, ha creado un albergue donde no se sacrifica.

happy-animals-club-pet-shelter-kid-1

La misión de Ken es muy simple: que no se sacrifiquen a los perros abandonados cuyos dueños no aparecen. Todo empezó cuando Ken se hizo una foto alimentando a un perro abandonado al que cuidaba todo lo que podía. La foto se extendió por internet y varias personas buscaron a Ken y empezaron a darle dinero. Así fue como Ken empezó su sueño de ayudar a los perros sin hogar.

happy-animals-club-pet-shelter-kid-9

Gracias a las donaciones Ken ha podido salvar de la calle a varios perros y ofrecerles comida de calidad y atención veterinaria. Además, la mayor parte de los perros que recoge tienen sarna, por lo que Ken les da baños especiales para que mejoren lo antes posible.

happy-animals-club-pet-shelter-kid-8

Consiguieron crear el albergue HappyAnimalsGroup en su garaje gracias al trabajo de su padre y un amigo, que construyeron todo lo necesario. Pero Ken sigue preocupado, ya que no tiene el dinero suficiente para albergar muchos animales, y también quiere ayudar a los gatos que lo necesiten.

happy-animals-club-pet-shelter-kid-13

Post Navigation