Cada día hay gente que no sabe qué hacer para llamar la atención. Este es el caso de un constructor chino que compró dos machos de Mastín Tibetano por 2,11 millones de euros.

El criador de estos canes dice que valen su precio y que el más caro, que costó 1,4 millones, valía ese dinero por su pelaje y su cara dorados. Según el criador, los dos machos vendidos medían 75 y 80 centímetros y pesaban 80 y 90 kilos respectivamente. El criador también afirma que son animales tranquilos, pero que pueden ladrar y atacar a los desconocidos si entran en su propiedad ya que tienen un carácter fuerte, aunque es difícil creer a alguien en cuya opinión estos perros son “los osos panda de los perros”.

tibetano--647x400

Post Navigation