PACMA ha conseguido pruebas que demuestran las malas condiciones en las que viven los perros policía de Sevilla. Los cheniles donde viven tienen suelo de cemento desgastado, y por culpa de las aguas estancadas de la lluvia ha llegado a salir una capa de moho. En algunos cheniles las vallas están desgastadas, oxidadas y rotas, pudiendo cortar a los perros. Así mismo, también se muestra como algunos animales no tienen camas.

per1

per3

La clínica veterinaria deja mucho que desear, apenas tiene material y en ella se realizan vacunas, curas y al parecer algunas intervenciones menores. La zona de adiestramiento está totalmente abandonada y al lado de una montaña de excrementos de los caballos de la unidad, pudiendo ser un foco de infecciones, mosquitos y moscas en verano. A todo esto se suma que la boca de incendios está inoperativa pero los responsables de Riesgos Laborales la han certificado.

per8

per9

per11

El jefe de la Unidad Canina ha hecho varias reclamaciones sobre este tema para solucionarlo y mejorar la vida de los perros, pero han sido ignoradas por sus superiores.

Aquí podéis ver más fotos que demuestran el estado de las instalaciones:

 

per2

per4

per5

per6

per7

per10

per12

Fuente y fotos: pacma.es

Post Navigation