Desde el día 1 de octubre, las personas que tengan perros en Barcelona ya pueden viajar con ellos en el metro, siempre y cuando cumplan con las normas: ir atados y con bozal, pero no podrán viajar en hora punta. Así, Barcelona vuelve a ser pionera y dar un paso hacia delante en derechos animales, y se suma a ciudades como Berlín, Amsterdam o Ginebra donde este tipo de acciones son habituales.

metro bar

Fuente y foto: elperiodico.com

Post Navigation