En Brasil existe una especie felina llamada “Leopardus tigrinus” y ahora han descubierto la existencia de otro tipo de tigrinus, los “Leopardus guttulus”. Según las muestras de ADN, estas dos especies no han llegado a cruzarse nunca y han llevado cursos evolutivos diferentes, por lo que están consideradas como dos especies diferentes.
La explicación para que estas dos especies hayan llevado un desarrollo diferente puede deberse a que unos viven en el noreste de Brasil, en sabanas y tierras de arbustos y bosques, y otros viven en los bosques atlánticos, húmedos y densos, del sur.

gat

Post Navigation