Hace apenas unas semanas hablábamos de la nueva ley de caza de Castilla-La Mancha, desde entonces se ha creado un importante revuelo a nivel social y a nivel de entidades de protección animal en contra del citado texto. Pues bien, para aunar fuerzas se ha creado la Plataforma contra la ley de caza, así se pedirá a la Sra. De Cospedal que retire esta ley, que sin duda es aún peor que la existente. Desde este coletcivo se ha impulsado también una recogida de firmas para conseguir los citados objetivos, que en los primeros días ha recogido más de 1500 peticiones para conseguir tumbar esta ley.

La Plataforma la constituyen inicialmente las 32 entidades, son las siguientes: Ecologistas en Acción (federación regional de CLM y las cinco federaciones provinciales), SEO/Birdlife, WWF España, Ardeidas, Sociedad Albacetense de Ornitología, WWF-Guadalajara, ATTAC CLM, CC OO-CLM, UGT-CLM, Asociación Profesional de Agentes Medioambientales, Coordinadora Regional de Agentes Forestales de CC OO, FSP-UGT, Plataforma Ibérica de Defensa de los Caminos Públicos, Plataforma Caminos Públicos de Toledo, Federación de Deportes de Montaña de CLM, APATA (Talavera), APADAT (Toledo), Mirada Animal, Cuenca Animal, El Arca de Noé (AB), ANDA, Plataforma de Defensa del Tajo de Toledo, Colectivo Tierra Llana de Albacete, IU-CLM, Podemos CLM, Equo CLM, CAVE-Federación de Asociaciones de Vecinos de Toledo, empresarios de turismo rural, apicultores, agricultores y ganaderos a título individual.

La plataforma espera muchas más firmas y suscripciones al manifiesto que dice así:

MANIFIESTO EN DEFENSA DEL USO PÚBLICO DEL MEDIO NATURAL, DEL

BIENESTAR ANIMAL Y DE LA PROTECCIÓN DE LA NATURALEZA.

CONTRA LOS PRIVILEGIOS DE LA CAZA.

leycazaNO

– NO A LA LEY DE CAZA DE CASTILLA-LA MANCHA –

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha elaborado un anteproyecto de Ley de Caza en el que se apuesta por el modelo más intensivo y agresivo de la caza comercial. Atendiendo a intereses muy particulares y ofreciendo privilegios descarados a terratenientes y gestores cinegéticos, ha dejado de lado el hecho de que en el medio natural existen otras actividades y situaciones que no sólo merecen atención, sino que debieran ser prioritarias a la hora de abordar desde la sostenibilidad y el interés público la cuestión planteada.
El medio natural, el Patrimonio de todos que representa la naturaleza, los espacios naturales y las especies animales, no se pueden poner al servicio de unos pocos pisoteando algunos de los derechos más elementales que tienen la sociedad, los ciudadanos y los animales. Antes que la caza está el derecho constitucional a disfrutar del medio ambiente, los principios de bienestar animal y la salvaguarda de los recursos naturales, particularmente, los protegidos.

El anteproyecto en tramitación se justifica por el Gobierno en el interés de potenciar los aspectos puramente comerciales de la caza. Para ello se da un giro radical al enfoque normativo existente hasta la fecha y se ofrecen todo tipo de facilidades para cazar más y más intensivamente. Se hace sin reparar en los impactos negativos que ello pueda tener en el resto de usos y aprovechamientos del medio natural, sean públicos o privados, en el Patrimonio Natural, en los propios recursos cinegéticos o en el erario público.
Se da prioridad a la caza hasta extremos insospechados, prohibiendo las actividades que puedan molestarla, incrementando los vallados y otras infraestructuras de gran impacto, permitiendo abatir animales domésticos, aceptando métodos crueles y agresivos de caza, permitiendo que cacen menores, poniendo en riesgo la seguridad de las personas, rebajando la cuantía de las sanciones más graves a la mitad, reduciendo los controles  administrativos y ofreciendo ayudas públicas a un sector que no se encuentra precisamente entre los más necesitados.

Los ciudadanos y ciudadanas de Castilla-La Mancha queremos disfrutar con tranquilidad y seguridad del medio natural. Que se puedan desarrollar las actividades productivas, de turismo y de ocio que tanto interés económico y social tienen para esta necesitada región. Que se respeten los derechos de los animales, impidiendo que se maten o maltraten de forma gratuita tanto especies domésticas como silvestres y prohibiendo métodos de caza más propios de la edad media que de los tiempos actuales. Que no se permita empuñar un arma a un menor de edad y que no se usen armas peligrosas o métodos crueles y masivos de caza. Y que frente a los privilegios económicos que se dan al sector de la caza se promueva un desarrollo integral del medio rural.

En suma, pedimos que se supedite la caza como debiera al respeto del medio natural, al derecho de los ciudadanos a disfrutarlo y aprovecharlo ordenadamente y al bienestar animal. La caza debe gestionarse generando el menor impacto posible al medio ambiente, respetando escrupulosamente los principios de la sostenibilidad, de la protección ambiental y animal y los derechos de los no cazadores, así como cumpliendo las distintas normativas ambientales internacionales, europeas, nacionales y regionales que le son de aplicación.

Por todo ello, sin duda, lo mejor que puede pasar para beneficiar el interés general es que se detenga la tramitación de la nueva Ley de Caza de Castilla-La Mancha. O al menos, en su defecto, debiera ser sometida a un más amplio debate público, en el que puedan participar en pié de igualdad todas las entidades y colectivos afectados, para de esa forma incorporar modificaciones muy profundas al texto en la línea reivindicada por los más diversos colectivos que han presentado centenares de alegaciones a la misma.

 

Post Navigation