Las aves que viven en la zona de Chernóbil y alrededores se están adaptando a la exposición a largo plazo de radiación. Este año diferentes científicos han realizado pruebas a diferentes tipos de aves y han descubierto que las aves se han adaptado a vivir con la radicación. Sus niveles de glutatión (antioxidante muy importante para las aves) han aumentado, y los niveles de estrés oxidativo y los daños en el ADN han disminuido con respecto a las pruebas realizadas en 1990 en esta misma área. 

che

Post Navigation