El 1 de noviembre se produjo un tiroteo entre dos familias gitanas que acabó con la vida de uno de ellos. El 23 de noviembre la familia del asesino confeso encontró a los 10 caballos y 3 cabras de éste muertos en la cuadra donde vivían, de manera muy cruel y violenta, incluyendo amputaciones de miembros. Al parecer, esta es la manera de avisar y mete miedo a la familia del asesino. Los Mossos han abierto una investigación para localizar al culpable de estas muertes.

Varios-asesinados-brutalmente-venganza-familias_MDSVID20131126_0038_3

Post Navigation