Durante el programa del pasado viernes dos de Mayo, y durante la entrevista que tuvimos la oportunidad de hacer a Luís Miguel Domínguez, le preguntamos sobre la extracción de gases nos convencionales por el método de la fractura hidráulica o “Fracking”. Desde entonces, muchos nos habéis preguntado de que se trata eso, pues bien, a continuación vamos a intentar explicarlo un poco a grandes rasgos ya que es un procedimiento muy complejo pero con un fundamento muy básico, esperamos arrojar un poco de luz a todo este asunto ya que por parte de la inmensa mayoría de los medios de comunicación existe un silencio que cuando menos resulta sospechoso y es que en esta vida todo se mueve por los el poderoso caballero “Don Dinero”

La extracción de gases no convencionales (gas natural en su mayoría) por el método de la fractura hidráulica consiste en perforar la corteza terrestre entre 1000 y 5000 metros en vertical, y hasta 7000 en horizontal (dependiendo de las condiciones del terreno y la situación exacta de la capa pizarra y esquisto), esta perforación se realiza muy por debajo del nivel de los acuíferos, por lo tanto habría que atravesarlos. En dichos pozos se inyecta a alta presión un compuesto de agua, arena y componentes químicos que, tras una serie de detonaciones “controladas”, penetran en las grietas de las capas de la corteza terrestre mencionadas anteriormente y liberan el gas atrapado en ellas. Dicho así parece rápido y sencillo, pero claro, hay mucho detrás, como por ejemplo los residuos: parte de esa composición que se inyecta a nuestra tierra vuelve a la superficie y ya es inservible para seguir con la perforación así que se almacena en balsas cercanas a la prospección y ahí se queda, a la espera que una divinidad lo haga desaparecer. Y si, otra buena parte se queda bajo tierra, contaminando nuestro ya maltrecho medioambiente. Además, hay otros factores de riesgo a tener muy en cuenta como por ejemplo el hecho de ROMPER la corteza terrestre, alterando así los niveles freáticos de los que depende en gran parte el mantenimiento de la estabilidad en la superficie, por no hablar de los brutales cambios que sufriría nuestro más cercano paisaje, la migración forzosa de las especies animales, la aniquilación de una buena parte de la flora autóctona y por supuesto la contaminación directa sobre los habitantes de las zonas afectadas.

Pero vamos a ir un poco más allá; nos venderán estos estudios como una oportunidad para las localidades cercanas, una oportunidad de crecimiento, un aumento de empleo… Puede ser pero ¿por cuánto tiempo? ¿a qué precio? 15 ó 20 años en el mejor de los casos, son prospecciones intensivas y altamente invasivas. Ya pero es que generará riqueza y empleo indirecto… También podemos responder a eso: las empresas que van a venir (no diremos por aquí los nombres, dejamos esta tarea para tí querido oyente/lector) vienen con sus propios recursos, sus propias granjas de ganado, barracones inmensos para comer en modo rancho…

¿Quién está realmente detrás de todo esto? ¿Por qué aquí? ¿Han fracasado en otros lados y como en España somos muy de verlas venir han decidido quedarse aquí? ¿Por qué es tan difícil encontraar información al respecto en los medios? ¿Por qué el pueblo no se entera de una manifestación contra el Fracking hasta que está debajo de su casa? Son cientos las preguntas que se nos vienen a la mente y que dificilmente vamos a poder dar respuesta.

Por eso te pedimos que te informes, que participes y que te muevas porque esto nos afecta a todos, tenemos que pararlo y VAMOS A PARARLO.

Te dejamos a continuación el extracto de la entrevista a Luís Miguel Domínguez y un vídeo explicativo sobre esta técnica de extracción de gas.

Post Navigation