La Asociación Protectora de Animales Santa Clara se encuentra en una situación alarmante, ante la recogida de animales abandonados y maltratados, que entran en un estado de salud deplorable, por lo que necesitan atención veterinaria y cuidados que resultan muy caros, casi inasumibles en estos momentos de dificultad económica, para una asociación que sólo cuenta con una veintena de socios y menos de 10 voluntarios.

La asociación, que inició en enero una campaña de recogida de tapones  «con la intención de construir un albergue definitivo», puede verse abocada a cerrar el actual centro provisional, sin tener una alternativa para seguir atendiendo a los perros abandonados, «que desgraciadamente, cada día son más».

sc

Post Navigation