El pasado miércoles, Jesús Janeiro, más conocido como Jesulín, intervenía en el espacio televisivo de Antena 3 dirigido por Susana Griso, Espejo Público.
Tras ser cuestionado sobre la polémica creada en redes sociales con las cogidas sufridas en la Feria de San Isidro por varios toreros, y los mensajes antitaurinos, cada vez más presentes en la sociedad, el ex torero arremetía con un “O los ignoro o me cago en sus muertos” y mientras los tertulianos de dicho programa le reían la gracia, seguía atacando y faltando el respeto a quien se expresa libremente con perlas como: “Estos toreros son tres héroes y tres valientes. Al que no le gusta los toros… ¿cómo coño le vas a meter eso en la cabeza? Si el hijo puta dice lo que sale de los cojones, yo también digo lo que me sale de los cojones”

En respuesta a este personaje del mundo de la farándula, sólo puedo decir que no me sorprende las respuestas de un señor que vive anclado en el Medievo, encerrado en su mentalidad cruel y asesina. Quien no tiene respeto por sesgar una vida, ¿cómo va a tenerlo a la hora de insultar y difamar a gente que da su opinión libremente?
En cuanto al tema de que los tres heridos son héroes, yo le digo, héroe es aquel que saca a adelante a su familia mes a mes con un sueldo indigno, héroe es aquel que salva vidas cada día sin importarle su especie, héroe es quien sacrifica su vida por ayudar a los demás, ustedes, señores, no son más que asesinos vestidos de payasos, sádicos que salen al ruedo sedientos de sufrimiento y sangre, personas que viven del dolor y la agonía de otros seres y se enriquecen con ello, que cuando ya no se atreven a enfrentarse a una bestia, venden descaradamente sus vidas en programas y revistas del corazón.
Creo firmemente que debemos eliminar a este tipo de personajes de nuestros espacios televisivos, proteger a los niños y jóvenes de estar expuestos a esta crueldad y desterrar a estos personajes casposos y avinagrados de nuestro día a día.
Por una vez, ganaron los toros, y aunque no nos alegremos del sufrimiento de nadie, siempre desearé que en ese cara a cara, gane el toro, el ser inocente que no sabe por qué motivo se le está torturando.
cogidas-ventas-20-mayo-2014

 

Post Navigation