gato

Vitaliy es un ruso de 32 años que hacía un viaje normal y corriente. Cuando paró para echar gasolina, empezó a escuchar un maullido constante proveniente de su coche. Cuando se agachó descubrió un pelaje y al mirar un poco más cerca descubrió que un gato estaba atrapado en el amortiguador de su coche.

Su viaje había durado 80 kilómetros y no se había dado cuenta. Al saber que el felino estaba atrapado pidió ayuda. Los bomberos tuvieron que acudir y el rescate duró nada menos que tres horas.

Fuente: Daily Mail

Foto: cuatro.com

Post Navigation