Ha sucedido en Méjico.

A. Vela, de 34 años de edad, organizó junto con sus amigos una pelea de gallos en plena calle, lejos del público y sin el típico círculo que delimita el “ring”. Tras la pelea, en la que el gallo en cuestión salió derrotado, Vela, agarró a su púgil y decidió ajusticiarlo por una mala actuación que casi le cuesta la vida. Malherido, el gallo en el suelo recibe un pisotón en el cuello con el que su dueño esperaba darle muerte, pero antes de ello, y con su último suspiro sacó fuerzas de flaqueza y le asestó una cuchillada en la pierna con el cortante espolón que sus “entrenadores” les añaden en las patas. La herida originó una gran hemorragia en el humano que acabó con su vida sin que la actuación de las asistencias médicas pudieran hacer nada para evitarlo.

Fuente: www.schnauzi.com

gallo-mata-hombre

Post Navigation