Como cada año en Albacete, se celebró el festival taurino a favor del “Cotolengo” para recaudar fondos para la institución benéfica Sagrado Corazón de Jesús. Todos los años se maltratan y asesinan toros para fines benéficos, pero ¿en realidad es necesario torturar y sesgar la vida de otros seres para ser “solidarios”? ¿No sería más productivo que el dinero que se destina a las entradas, cachés, alquiler de la plaza, seguridad, barra, etc… sea quién sea quién lo desembolse, fuera donado directamente a quienes más lo necesitan sin necesidad de hacerlo mediante el dolor y el derramamiento de sangre?

La mentalidad de la España más casposa sigue creyendo que lo están haciendo bien y las monjitas van a pasearse y a hacerse la foto con el enfermo de turno en mitad de la plaza. Plaza, que en las fotos publicadas por la prensa local, se aprecia perfectamente prácticamente vacía, lo que nos da un rayo de esperanza. ¿De verdad no somos capaces de ser solidarios sin que sea a costa de la vida y el sufrimiento de otros? Festival-Taurino-Cotolengo-001 Festival-Taurino-Cotolengo-34

Post Navigation