El síndrome del perro negro.

Puede que prácticamente que muchos de vosotros nunca haya oído hablar de este síndrome, y seguro que estarán sorprendidos si les decimos que es un síndrome muy común y, por desgracias muy real.

 

¿Qué es el síndrome del perro negro?

Es la causa por la cual los perros cuyo pelaje es de color negro tienen muchas menos posibilidades de ser adoptados que aquellos con colores claros. Esto sucede por varios factores diferentes, pero prácticamente todos ellos están en nuestro subconsciente.

DUDA_D

Los motivos que llevan a la gente a no adoptar un perro negro o a no fijarse en él son muy diversos. Uno de ellos es tan simple como que nuestro cerebro asocia el color negro con el aburrimiento; sí, es así, nuestro propio cerebro nos juega malas pasadas y nos engaña, de ahí que no nos fijemos en estos perros lo suficiente.

Otro motivo es social, ya que siempre que un perro es malo o acompaña al malo en una serie o película es negro, por ejemplo, si pensamos en los perros famosos del cine y televisión son TODOS de otros colores, pero no negros: Lassie, 101 dálmatas, Toto el perro de Dorothy en el mago de Oz y un largo etc.

También tenemos el hecho de que el color negro no es fácil de fotografiar y no suelen salir bien en las fotos, o que los rasgos de los perros negros no se diferencian a simple vista tan fácilmente como los rasgos de perros de otros colores.

G120920_01 BOBY M7 (3)

Como podéis ver, ninguno de estos motivos afecta al carácter del perro en absoluto, ya que cada uno es un mundo independientemente de su color de pelaje. Discriminar a los perros, y también a los gatos (asociados desde siglos a la brujería) es algo más bien social, que nos han metido en la cabeza desde pequeños.

Nuestra labor es no hacer diferencias con estos animales: adopta un perro o gato negro, si no puedes, apadrina un animal de pelaje negro, y si tampoco puedes, difúndelos, porque ellos no entienden de colores.

 

969310_619746531377396_1274115765_n

Post Navigation