La Guardia Civil ha imputado a dos vecinos de la localidad pacense de Usagre, de 23 y 51 años de edad, como presuntos autores de un delito de maltrato animal, al causar la muerte de seis perros.
El pasado mes de febrero, la patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Fuente de Cantos localizó en las inmediaciones de la vía férrea de la localidad de Usagre los restos mortales de seis galgos e avanzado estado de descomposición.

Las muestras tomadas por los agentes Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz se trasladaron hasta el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad de Extremadura (Cáceres). Tras realizar la necropsia a los animales, los técnicos determinaron que la causa del fallecimiento fue el traumatismo craneoencefálico, presuntamente por el golpeo craneal con algún objeto contundente.

En la inspección los agentes hallaron un microchip en uno de los perros, que todavía portaba el cadáver en su masa corporal. Tras realizar consulta con el Colegio de Veterinarios de Badajoz para conocer mediante lectura del microchip los datos relativos a la titularidad del perro, se pudo averiguar la identidad del propietario, un vecino de la localidad de Usagre.

galg

Los agentes pudieron identificar y detener también a un familiar del propietario de los perros. Persona encargada de la custodia de los animales. Ambos han sido imputados como presuntos autores de un delito de maltrato animal, al dar muerte a seis perros de la raza galgo español.

La cercanía de un coto de caza con galgos con el lugar de hallazgo de los cadáveres, unido a la fecha aproximada del hecho “finalización de la temporada de caza”, hace pensar a los agentes, que los animales fueron golpeados hasta causarles la muerte, al considerarlos no validos para la caza.

El delito de maltrato animal esta tipificado en el Art. 337 del Código Penal. El precepto dice literalmente: “El que por cualquier medio o procedimiento maltrate a un animal domestico o amansado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente la salud, será castigado con la pena de tres meses a un año de prisión”.

Las diligencias junto con las imputaciones son puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Llerena.

Post Navigation