EL Rocío es una fiesta muy conocida, pero que guarda un lado menos amable, un lado oscuro donde la explotación y el sufrimiento son el día a día de los animales que son utilizados para ganar dinero. Este año 4 miembros del Refugio del Burrito España decidieron pasarse por el Rocío y comprobar con sus propios ojos el día a día de los animales. Lo que se encontraron no fue plato de gusto, pero es necesario sacar a la luz la realidad y denunciar estos hechos para conseguir un cambio en la mentalidad de nuestra sociedad, así como el cumplimiento de las leyes.

10299531_876780435670561_1478554135955799807_n  10371468_876780699003868_7581814413317178139_n

Fue sorprendente ver la gran cantidad de animales que estaban en la aldea, especialmente caballos y mulos, que eran utilizados hasta las 6 de la mañana. La conclusión que sacamos es que el maltrato animal en El Rocío es escandaloso y que no existe absolutamente ningún control sobre lo que se hace con los animales y qué se hace. Así como su procedencia, y cumplimiento con las leyes vigentes, tanto las referentes a identificación de los animales, como a la ley de protección animal andaluza.

DSC_0019

Los principales casos de maltrato animal encontrados son los siguientes, que atentan contra todos los principios del bienestar animal (estar libres de sed y hambre, estar libres de incomodidad, estar libres de dolor, lesiones y enfermedad, la libertad de expresar un comportamiento normal, estar libres de miedo y angustia) y que constituyen tanto infracciones de la Ley de protección de los animales de Andalucía, como del mismo código penal:

–  Animales trabajando con problemas de salud, cojeras, heridas múltiples causadas por los aperos, especialmente en la nariz y tripa. Un 70% de los caballos y mulos presentaban heridas en la nariz por las serretas, pieza de metal con dientes que se les coloca en la nariz. Aproximadamente un 90 % de estos, no habían recibido cura a las heridas y continuaban con la serreta sobre la herida, en muchos casos en carne viva.

10463993_876780855670519_3249572751210840903_n

Los propietarios aun habiendo sido avisados de que no podían seguir utilizando a los animales con problemas, los seguían haciendo en cuanto la Guardia Civil desaparecía.

10392331_876780879003850_3072098640424856762_n

– Animales en estado de delgadez extrema y avanzado estado de desnutrición (certificado por nuestro veterinario y los veterinarios del Plan romero), siendo alquilados por horas, en pésimo estado de salud, sin beber agua en todo el día, y apenas sin comer. De forma totalmente ilegal, sin ningún tipo de autorización por parte del Ayuntamiento.

– Sobreesfuerzo al que se somete a los animales, al tenerlos muchas horas trabajando sin descanso y agua y comida apropiadas.

– Falta de puntos de suministro de agua, con lo cual muchos animales no beben lo que deberían en los días que dura la romería.

– Falta de sombra y de infraestructura para la mayoría de los animales.

– Golpes con palos y varas para que sigan en movimiento o tirando de los carros.

– Heridas causadas por espuelas.

– Falta de atención veterinaria cuando se ponen enfermos o sufren algún accidente o herida. No hay veterinarios oficiales para atender a los animales y sólo pudimos localizar un veterinario en todas las inmediaciones de la romería.

– Caballos y mulos tirando de un peso excesivo para su capacidad, teniendo que realizar un esfuerzo sobre humano para poder tirar del carro, y recibiendo fustazos y palos para que sigan andando.

10455264_876780759003862_949122256060490900_n

Estos problemas se agravan cuando los animales han sido alquilados para la romería o por horas, ya que por lo que hemos observado, se produce un verdadero abuso por parte de las personas que alquilan estos animales, como no son suyos parece que les importa poco lo que les ocurra.

10418297_876780615670543_475671540297003140_n

Aquí tenéis detallados los casos diarios que fueron encontrados. Los casos más flagrantes de maltrato que hemos presentado y denunciado a las autoridades, en concreto al Seprona, cuya colaboración ha sido clave y para los que sólo tenemos palabras de agradecimiento por su profesionalidad y compromiso en la lucha contra el maltrato animal.

Caso 1. Día 8 de junio, 3 de la mañana.

Una mula y una yegua en extrema delgadez que acababan de ser alquiladas para montar.  Tras llamar al Seprona, el propietario ha sido denunciado y se le obligó a retirar a los animales a descansar, beber y comer. Tras inspeccionar el resto de sus animales, un total de 8, se comprueba que todos se encontraban en las mismas condiciones.

 

Caso 3. Día 8 de junio, 6:30 de la mañana. Mula herida en para izquierda trasera que aparece corriendo por la carretera, con una cabezada y una cuerda larga. El equipo de El Refugio del Burrito le consigue agua y comida y le cura las heridas. Se pasa el lector de microchip, y no se encuentra microchip alguno. Se llama a los servicios de emergencia para que venga la policía local a hacerse cargo de ella, como marca la Ley de Protección Animal de Andalucía, en caso de que los animales no se encuentren identificados. Aparece el servicio de retirada con un remolque, pero al no personarse la policía local, no se puede proceder a su traslado. Finalmente aparece el propietario y se le entrega la mula.

10390357_876780509003887_7665374110251822075_n

Caso 4Día 8 de junio, 16 horas, 3 caballos en estado caquéctico (absoluta desnutrición y delgadez), que estaban siendo alquilados por horas para montar, a pleno sol y sin acceso a agua y con ese pésimo estado de salud. Un poni cojo, ciego de un ojo y con una herida sangrante en la nariz causada por la serreta, que venía tirando de un carro con 5 niños. Todos los animales pertenecían al mismo propietario

Tras llamar al Seprona, y que se presentaran 8 efectivos, ya que la mayoría de los agentes presentes en el rocío habían sido desplazados desde otras ciudades para cubrir la romería, y era necesario que para dar continuidad al caso acudieran agentes de Huelva. Se llamó al veterinario oficial del Plan Romero, que pudo constatar el estado crítico en que se encontraban los animales, con múltiples heridas infectadas y graves, a lo largo de la columna vertebral causadas por las sillas de montar. Se acordó el traslado de los animales a las instalaciones de El Refugio del Burrito, en Fuente de Piedra, Málaga, para proporcionarles la atención veterinaria que necesitaban, en primer lugar suero y electrólitos para combatir el estado de deshidratación que presentaban. El propietario ha sido imputado por el Seprona por un delito de maltrato animal, y El Refugio del Burrito ha presentado su correspondiente denuncia.

 10419640_876780649003873_6914785257474705145_n

Caso 5. Día 9 de junio. Individuo que estaba sometiendo a un caballo a un esfuerzo mucho mayor del que el caballo podía soportar, los continuos tirones del bocado y patadas con espuelas, causaron al caballo heridas sangrantes en la boca y en la tripa. Tras llamar al Seprona, se requirió al veterinario de El Refugio del Burrito y se denunció al individuo, que había alquilado el caballo para los días de la romería.

 

Caso 6. Día 10 de junio, 23:00h , un mulo alquilado para los días de la romería, en estado de extrema delgadez, con heridas en la nariz y herida abierta en una de las prominencias óseas de la pelvis, ambas heridas sin curar, tirando de un carro con dos personas obesas. El equipo de El Refugio del Burrito habló con las personas que lo habían alquilado y éstos procedieron a retirarlo a las cuadras.

 

Caso 7. Día 10 de junio, en el punto de salida del puente del Ajolí, se curan numerosas heridas en la nariz causadas por serretas a alrededor de 20 animales, entre caballos y mulos.

DSC_0009

Caso 8, día 10 de junio, en el camino, la Raya Real, se localiza un caballo extremadamente delgado, con montura puesta y atado a un carro con una herida grave e infectada en la cruz. Con la colaboración de la Guardia Civil y del Seprona, se localiza al propietario, al que se denuncia por haberlo traído y montado en el rocío en esas condiciones, y se le exige que llame a un remolque para que lo traslade al lugar de destino, en Sevilla.

 

Caso 9. Día 10 de junio, en la parada de Villamanrique, mulo accidentado con herida muy grave en la pata trasera izquierda. El equipo de El Refugio del Burrito lo traslada a la finca del propietario para que reciba atención veterinaria.

DSC_0007

Post Navigation