Puede que no os suene el nombre de Emmanuel de Merode, pero es un hombre que debería ser reconocido mundialmente por su labor, que a punto ha estado de costarle la vida. Emmanuel es el director del parque nacional de Virunga, el hogar de los últimos 200 gorilas de montaña. Emmanuel protege este paraje con ayuda de unas cuantas personas, valientes que defienden por encima de todo un hábitat único en el mundo.

Pero, ¿por qué protegen Virunga? La respuesta es sencilla: los señores de la guerra congoleña quieren explotar esta zona para obtener oro, coltán, casiterita, uranio y diamantes. A los señores de la guerra les importa muy poco las vidas que tengan que llevarse por delante para conseguir minerales con los que enriquecerse, y no les importa tener que matar en este proceso a gorilas, elefantes o humanos.

En 1985 ya acabaron con la vida de la primatóloga Dian Fossey, y desde 1996 han muerto 150 guardias forestales por las balas de estas milicias. El último en sufrir un ataque ha sido belga Emmanuel de Merode, que estuvo a punto de morir al ser herido el mes pasado por varios hombres armados mientras él intentaba proteger el hogar de los gorilas.

Este año vamos a poder conocer el trabajo de Emmanuel gracias al documental “Virunga” que muestra su trabajo con los gorilas en medio de este conflicto y será estrenado en el Festival Tribeca de Nueva York.

Emmanuel-de-Merode-

Post Navigation