Las fiestas de El Pilar de Zaragoza de este año arrojan luz y buenas noticia al mundo animalista.
Más de 4.000 personas se han manifestado durante los festejos taurinos en contra de los mismos, mientras que, tan solo 2.000 (de una ciudad con 680.000 habitantes) han acudido a ellos. Tanto es así, que la empresa organizadora del “evento” ha lanzado ofertas para menores de 25 años y para aquellos que sean socios del Real Zaragoza.

Ésto no es algo novedoso. Ocurre ya en muchas ciudades de España, donde tan sólo se mantienen estas sangrientas y salvajes tradiciones por las cantidades de dinero público que Ayuntamientos y Comunidades Atónomas invierten en festejos y escuelas taurina.

 

¿Hasta cuándo estamos dispuestos a que ésto suceda? ¿Cuánto tiempo más se seguirá financiando la tortura con dinero público?

 

toros

Post Navigation