Teddy era un pequeño caniche de 8 años que se escapó de casa por un error la semana pasada en Gijón. El pequeño fue visto por varias partes de la ciudad, y varios testigos vieron como un chico joven corría detrás de él hasta conseguir cogerlo. Ahí se perdió su pista, hasta que su cadáver fue encontrado.

La familia de Teddy empapeló más de media ciudad buscando a su perro, pero tras tres días de búsqueda, cuando la policía les llamó, les tocó lo peor: el cadáver de Teddy había aparecido. La autopsia revela que el pequeño había muerto ahorcado y después lo habían tirado al mar.

La policía está buscando testigos para reconocer a la persona que lo cogió y poder encontrar al culpable de este cruel caso.

Teddy.jpg

Fuente y foto: elcomercio.es

Post Navigation