La nueva ley danesa que exige la sedación de los animales antes de ser sacrificados lleva un mes en vigor, pero ya está creando una polémica bastante grande entre judíos y musulmanes. Varios religiosos aseguran que Dinamarca no está respetando sus enseñanzas religiosas y están pidiendo a sus países y creyentes que no consuman carne procedente de dicho país. El ministro danés de Alimentación, Agricultura y Pesca,  Jørgensen llegó a afirmar que los derechos de los animales “están por delante de cualquier religión.”
Según las creencias de musulmanes y judío los animales deben estar conscientes antes del sacrificio, de ahí que haya controversia entre esta nueva ley y su religión.

2006061318100266_500

Post Navigation