La Guardia Civil investiga a un vecino de Taraguilla (Cadiz) que regenta un establecimiento público y está acusado de un supuesto delito de maltrato animal. La denuncia la interpuso la dueña de la perrita, una yorkshire, que relató que un vecino propino varios golpes con una correa a su perra hasta dejarla al borde de la muerte.

Los servicios veterinarios no pudieron hacer nada para salvarle la vida ante la gravedad de las heridas.
Los vecinos se encuentran consternados y han decidido manifestarse contra el autor de éstos hechos.

1451585_1417454401819077_1605054471_n

Post Navigation