No os asustéis que no es por maltratar a un toro. Se trata de José Antonio Canales Rivera, el Juzgado de Instruccion Nº 1 de Puerto Real (Cádiz) ha condenado al torero a pagar una multa de 600 Euros al considerarlo responsable de una falta por maltrato animal. Los hechos, denunciados por el Observatorio de Justicia y Defensa Animal, ocurrieron hace casi un año, en febrero de 2014. Se observó que un caballo tenía profundas heridas en la zona de la nariz, según testigos presenciales estas se podían deber al uso de “serretas vivas”, unos crueles instrumentos de castigo fabricados con pinchos de hierro que se colocan directamente sobre la piel del hocico del caballo. Sin duda es un paso adelante, pequeño pero importante, para que este tipo de gente, que en ocasiones se creen por encima del bien y del mal, pueda tener otra perspectiva a la hora de continuar con sus abusivas prácticas.

SERRETAS VIVAS

Heridas provocadas por las serretas vivas.

 

FUENTE: logicaecologica.es

Post Navigation