El Juzgado de lo Penal número 2 de Cáceres también ha condenado al joven a un año de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con animales y a pagar 2.700 euros al dueño del perro.

El presidente de la protectora El Refugio, Nacho Paunero, considera que la sentencia es ejemplar y pide que se acabe con el maltrato animal.
“Esperamos que sirva de aviso para todos aquellos que todavía no se han enterado de que a los animales ni se debe ni se les puede maltratar”, ha señalado Paunero.

Los hechos ocurrieron el 29 de junio de 2013. El ahora condenado llegó a un piso de la calle Argentina de Cáceres donde se encontraba el dueño del bulldog y una joven con la que había mantenido una relación. Tras una discusión acabó tirando el perro por la ventana de un sexto piso.
El animal fue trasladado al Hospital Clínico Veterinario de la Facultad de Cáceres que constató su fallecimiento.

bull

Post Navigation