Éste es Sort, un perrito de acogida que ahora ya está felizmente adoptado.
Se quedó ciego por culpa de un cazador que le disparó varias veces porque tenía un tumor en uno de sus ojitos y ya no “valía”. A pesar de ello nunca perdió las ganas de correr y jugar, aunque lo que más le gustaba era echarse largas siestas en el sofá y hacerse el remolón a la hora de salir a pasear.

Sort, al igual que Mayra y Fran, sus papás de acogida, son un ejemplo de superación.

2013-04-15 22.58.08

Captura6Captura5

 

Podéis votar por vuestra foto favorita compartiendo y sumando Likes en Facebook, consiguiendo rettwets en Twitter o +1’s en Google + y continuar enviando las fotos de vuestros perros de caSa a *protected email* para ganar el magnífico libro de ‘El destino de Cartucho‘ de Ana Sánchez Rodríguez.

Post Navigation