Hace nada menos que 4 meses empezó una mujer a hacer todo lo posible para salvar la vida de una yegua, dos pastores alemanes, una mestiza de American Stanfford y sus 8 cachorros del horror en el que vivían porque su maltratador los usaba para criar y vender.

La mujer conoció a este individuo al ver como tenía a la mix de American embarazada en el mercadillo y apalabraba a los cachorros que vendería posteriormente por 80 euros. Habló con él varias veces y al ver el penoso estado de la perra, que era alimentada con churros, decidió hacerse la interesada y pedir ver más animales como si fuera a comprar alguno.

pedre

Cuando llegó al sitio donde los tenía comprobó que era peor de lo que se imaginaba. Al llegar vio a una yegua famélica a la que no daban agua porque querían deshacerse de ella y la vendían por 600 euros, un pastor alemán macho con una gran herida supurante en la oreja, una pastora alemán embarazada y en mal estado, y la american a punto de parir muy delgada. Todos estaban llenos de garrapatas y vivían entre escombros y suciedad.

La mujer hizo fotos y denunció los hechos a la policía local y al Seprona. Los últimos se personaron en el lugar y dijeron que estaba dentro de lo normal. La policía local realizó unos informes con pruebas gráficas y lo remitió al ayuntamiento, donde parece que todo se ha ralentizado. Desde entonces y hasta el día de hoy, de todos esos animales sólo quedan los dos pastores alemanes, ambos en pésimas condiciones, y el macho sigue con la herida cada vez peor.

Fuente y foto: animalpressdigital.es

Post Navigation