La Toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa producida por un parásito intracelular llamado Toxoplasma Gondii que puede afectar a todos los mamíferos.
En un humano sano el parásito puede causar síntomas como los de una gripe;  dolor de cabeza, fiebre, dolores musculares… Pero en el caso de las mujeres embarazas puede causar problemas al atravesar la placenta y afectar al feto  provocando desde abortos a problemas cerebrales en el niño.
T_gondii_cyst_brainPuede contraerse de múltiples formas, como comiendo verduras o frutas en las que un animal infectado (vaca, cabra, oveja, rata, gato…) haya defecado o hayan estado en contacto con tierra o agua infectada  y sobretodo ingiriendo carne cruda, como embutidos, o poco hecha que contenga el parásito. Por último, y de una forma menos común, a través de la ingesta de heces infectadas.
toxoplasmosis-embarazoHabitualmente la sociedad ha culpado a los gatos de transmitir esta enfermad, ¿pero sabemos cómo ocurre ésto?

Muchas veces nos encontramos con casos de gatos abandonados porque su dueña se ha quedado embarazada y el médico o el ginecólogo le ha dicho que debe deshacerse del animal sí o sí. Cientos de gatos son abandonados cada año por el desconocimiento de algo tan sencillo como lo que os voy a contar.

Un gato sólo contrae la Toxoplasmosis  si ingiere carne cruda (que le demos nosotros o que cace algún ratón o pajarito) o si ingiera las heces de otro gato que esté infectado y haya expulsado el toxoplasma.  En el caso improbable de que un gato casero se infecte, sólo expulsa los parásitos en sus heces durante unas pocas semanas a lo largo de toda su vida.
Si se dan esas dos difíciles coincidencias, las heces deben permanecer 24 hora sin recoger para que el parásito pueda provocar daño en otro mamífero y lo más importante, debemos tener contacto oral con las heces del gato.

embarazada-y-gato

¿Cómo lo evitamos? Algo tan sencillo como tener sano a nuestro gato, desparasitado y alimentándole de la forma correcta.
Podemos pedirle al veterinario que le haga una análisis de sangre y si el animal es portador lo único que debemos hacer es evitar recoger las cacas del arenero, (siempre puede hacerlo vuestra pareja) o hacerlo con guantes y mantener una higiene correcta.
Arenero

No abandones a tu gato por un falso mito, pide ayuda y asesoramiento a tu veterinario.
Ellos son tus compañeros, te harán la vida más feliz y estarán encantados de conocer al nuevo miembro de la familia.

Post Navigation