Ha sido hallado el cuerpo sin vida de un mastín en el municipio de Polán, en Toledo. El animal ha sido arrojado al cauce del río Tajo con una bolsa de piedras atada al cuello por una soga para que se hundiera y muriera ahogado.

La investigación está ya en manos de las autoridades competentes y los habitantes de Polán esperan que el animal porte chip identificador para poder condenar a quién, con toda la maldad que desprende la acción, le arrojó al río con el fin de acabar con su vida.

tol

Post Navigation