La cordectomía consiste en una operación quirúrgica en la que se le extirpan al perro las cuerdas vocales con el fin de evitar ladridos y aullidos. Además del doloroso postoperatorio para el animal, en ocasiones,  debe volver a pasar por el quirófano para un “retoque” con todo lo que ello conlleva (anestesia general, medicación, dolor…).
Cuando se realiza esta operación, el perro cambia los sonidos naturales que cualquier can emite por un sonido ronco y desagradable, con el que parece, incluso, que les falta el aire al respirar.

cordectomia

¿Cómo afecta esto a nuestros compañeros?

En primer lugar, pierden su forma de comunicarse con los de su especie y con los humanos,  lo que implica una pérdida de calidad de vida notable y puede causar muchos problemas en sus relaciones tanto con unos como con otros. Cuando el perro no puede comunicarse como es debido, podemos confundir sus señales de calma o amenaza, llevándonos esto a situaciones difíciles para nosotros y para el animal.

Además, los animales que han sido sometidos a ésta práctica, sufren problemas a la hora de respirar y alimentarse.

La cordectomía o desvocalización es una práctica cruel y antiética que deja grabes secuelas físicas, psicológicas y emocionales en el perro, pensada solamente para el beneficio de los humanos que han fracasado educando a su compañero

.captura-de-pantalla-2012-11-21-a-la0028s0029-14.35.49

Post Navigation