A principios de mes se celebró un juicio en San Sebastián al torero Juan José Padilla por golpear a unos agentes locales de Hondarribia (Guipúzcoa).

Los hechos sucedieron en julio de 2010 cuando los agentes pararon a Padilla e intentaron someter a un test de alcoholemia al chófer del coche en el que viajaba. Según el texto de la Fiscalía, el torero golpeó el alcoholímetro y al agente que lo llevaba. Inmediatamente después, bajó del coche e intentó agredir a los dos agentes, por lo que tuvo que ser reducido.

El abogado de Padilla ha alcanzado un acuerdo con la Fiscal y el torero ha asumido los hechos. Inicialmente la demanda era de un año y ocho meses de cárcel y una multa de 1800 euros, pero al pactar ha quedado reducido a 7 meses de cárcel y 700 euros. Así mismo, la pena de cárcel ha sido suspendida por el juez siempre que Padilla no vuelva a delinquir en los próximos tres años, ya que no tiene antecedentes penales, la pena es menor a dos años y la Fiscalía no se ha opuesto.

También hay que destacar que Juan José Padilla tuvo que indemnizar al agente que golpeó con 1800 euros, cantidad que ya ha pagado.

1331236546_1

Fuente: el Huffington post

Foto: Agencia EFE

Post Navigation