El pasado 18 de noviembre dos holandeses fueron detenidos por el Seprona en Maella, Zaragoza, por tener encerrados a 39 perros en unas condiciones deplorables. Los cargos que se les imputan son de maltrato animal.

El Seprona fue alertado por la llamada de un particular y de una protectora. Cuando se acercaron a la finca se encontraron con una situación dantesca. Había perros que estaban atados a árboles con cadenas y sin ningún tipo de refugio o comida. La mayoría de los animales sufren secuelas por culpa del trato recibido. Los veterinarios que los atendieron han dicho que los perros presentan enfermedades como leishmania, caquexia, deshidratación, sarna, conjuntivitis, parásitos internos, etc

Estos perros iban a ser adoptados en otros países de la Unión Europea pero ninguno tenía microchip, vacunas ni cartilla sanitaria. 27 de los perros fueron trasladados a una protectora de Zaragoza, dos murieron antes de su traslado y otro al poco de llegar al refugio debido a la gravedad de su estado.

En la misma finca fue hallada una zona con múltiples fosas. No se ha podido determinar el número de animales enterrados.

902221_1

Post Navigation