Los vecinos de un bloque de pisos del distrito de Salamanca, en Madrid, fueron condenados a un total de 900 euros de multa por cuidar y controlar una colonia de gatos que viven en el jardín comunitario. La acción de los vecinos con los felinos era la del método CES (Capturar, Esterilizar y Soltar), así como alimentarlos y darles la mejor vida posible a una colonia totalmente controlada.

Ante la injusta multa, los vecinos no se quedaron conformes y ahora han conseguido que juez estime que la actuación de la administración no es justa y condene al ayuntamiento a la devolución de la multa y al pago de las costas judiciales.

Cada vez es mayor el número de particulares y ayuntamientos que deciden controlar de una manera ética y responsable las colonias de gatos que habitan en sus ciudades y pueblos. Ya existen ayuntamientos españoles y europeos que costean todo lo necesario para que los gatos de las colonias vivan lo mejor posible y controlados. Sin embargo hay alguno que aún no entienden la importancia del cuidado de los gatos “callejeros” y prefieren exterminarlos, pero ¿acaso no entienden que si matan una colonia de gatos aparecerá otra para llenar ese vacío?, o ¿prefieren que solares vacíos y los lugares de las afueras estén llenos de roedores en lugar de gatos que controlen esta situación? Posiblemente todos los que prefieren matar antes de preguntarse nada son incapaces de pensar en el bien que hacen los gatos en nuestra comunidad.

Gatos-Salamanca-Madrid-Foto-SPAP_EDIIMA20141107_0713_5

Fuente: www.eldiario.es

Post Navigation